viernes, 27 de septiembre de 2013

El COLLAR



Rabia, coraje, ira, odio, empatía, adjetivos que bien pudieren ser aplicados a ciertos comportamientos impropios de personas adultas las cuales (se supone) saben que hacer en cada momento conscientes de sus palabras como de sus actos por el solo hecho de serlo.
Pero no, nada más lejos de la realidad en el tema en el que titulamos esta entrada. Parece ser que está de moda el divagar y el NO RESPETAR algo que está lleno de simbolismo y que durante décadas ha servido como modo o manera de vida para muchos/as personas que si que han sabido darles cuanto menos, ese sentido necesario para que su gozo, disfrute, valor, etc desde sus inicios a día de hoy.
Ninguno de los arriba mencionados nos produce nada similar, porque esos, tendrían cuanto menos significado. Un servidor piensa y estima que el tener rabia, coraje, etc, también forma parte de un sentimiento aunque no sea en modo placentero, pero no, lo que llevamos viendo durante años lejos de producirnos cualquiera de eso lo que nos da (y cada vez más) es lo más parecido al ASCO y la REPUGNANCIA que sentimos el verlo, por el solo hecho de ver como es tratado por esos/as que por el solo hecho de portarlo, piensan y estiman el que se es lo que se dice ser, sin más deseos de la visualización del resto que así lo visualiza e que incluso se muestra hasta respetuoso hacia quien lo luce lo ostente al “primer” o segundo día de decirlo “sentir”.
Un flaco favor el que están dando a esta tendencia u orientación, y si bien es cierto que un servidor y su fiel sumisa siempre se han querido mostrar respetuoso ante tales “especímenes” desde hoy y desde aquí, decimos y desde ya:…”El que nos negamos a ser partícipes de la burla pseudo ciber-collarina-chatera”  que está inundando de bazofia y despojos mugrientos los “portales” de quienes todavía desean vivir a su manera lo que consideran es algo con sentido y lleno de adjetivos que para nada radican en el asco ni la repugnancia antes descrita.     
Jamás lo hice, pero desde hoy mismo negaré a mi sumisa el que mencione cual Señor/a a quien porte un collar indeseado o desatendido más que por las palabras escritas de "tres días" por estos medios como también, a que haga lo mismo con aquel/lla del genero sumiso que así se crea estar en posesión de lo que considero no es más que una mentira sin sentido y una singular respuesta simplona a la  burda palabrería chatera de los mismos “tres días” vividos sin sentido común.
He dicho…

2 comentarios:

  1. Yo tambien tengo mi collar...Bienvenida
    http://salmasex-salma.blogspot.com.es/2013/07/mi-collar-de-perra.html

    ResponderEliminar
  2. Veo que has mejorado. ya no cometes faltas de ortografía, aunque tu gramática sigue dejando que desear. No por poner dos adjetivos las cosas quedan más claras.... normalmente es al revés. änimo y ha seguir practicando

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...