miércoles, 23 de febrero de 2011

24 meses de completa felicidad

Para la persona que llena mi vida desde hace ya dos años.....¿Tanto tiempo ha pasado ya y parece que fue ayer?. He de reconocer que a veces soy algo difícil, que se me olvidan cosas tan sencillas y que bastante paciencia es la que tiene conmigo.

Llegaste a mi vida como mi Señor un día como hoy de hace ya dos años, fuiste entrando en mí poco a poco, de tu mano he ido aprendiendo a ser lo que soy. He de reconocer que me daba miedo la distancia que nos separa, que no fuera lo que esperabas, esas cosas que a veces se pasean por mi mente y me hacen recordar esos días, pero sé que no debo tener esos miedos ya que no existe nada que me los pueda provocar.

Todo a su lado es maravilloso, todo lo que he aprendido en este tiempo me llena, me hace sentirme plena, feliz, despertaste en mi a una sumisa, a su sumisa, sacas todo lo bueno y malo que tengo.

Cuando le vi por primera vez supe que eras real, que en sus manos me sentía lo que soy, con cada azote, con cada latigazo, con cada caricia que hacía que me estremeciera de dolor y placer, algo que nunca había sentido.

Cada vez que me entrego mi alma es suya, mi mente le pertenece, días que para mí son como un regalo, que no quiero que se terminen, así solo Usted y yo, mis manos perdiéndose en su cuerpo, mis labios saboreando su piel, sintiéndonos uno.
Hoy puedo decir que se bien lo que soy…... su sumisa, su puta, su perra.

Gracias y Felicidades mi Señor

martes, 22 de febrero de 2011

El Principito

Nunca había leído el Principito bajo la perspectiva BDSM, pero leyéndolo detenidamente en párrafos se puede apreciar su esencia, me quedo con algunos párrafos de ese cuento:

Es algo demasiado olvidado – dijo el zorro. – Significa "crear lazos..." - Crear lazos ?
- Claro – dijo el zorro. – Todavía no eres para mí más que un niño parecido a otros cien mil niños. Y no te necesito. Y tú tampoco me necesitas. No soy para ti más que un zorro parecido a otros cien mil zorros. Pero, si me domesticas, tendremos necesidad uno del otro. Tú serás para mí único en el mundo. Yo seré para ti único en el mundo.... Pero, si me domesticas, mi vida resultará como iluminada. Conoceré un ruido de pasos que será diferente de todos los demás. Los otros pasos me hacen volver bajo tierra. Los tuyos me llamarán fuera de la madriguera, como una música.
....................

Así el principito domesticó al zorro. Y cuando se aproximó la hora de la partida:

- Ah! - dijo el zorro... - Voy a llorar.

- Es tu culpa – dijo el principito -, yo no te deseaba ningún mal pero tú quisiste que te domesticara.
- Claro – dijo el zorro.

- Pero vas a llorar! – dijo el principito.

- Claro – dijo el zorro.

- Entonces no ganas nada !

- Sí gano –dijo el zorro – a causa del color del trigo.

Luego agregó: - Ve y visita nuevamente a las rosas. Comprenderás que la tuya es única en el mundo. Y cuando regreses a decirme adiós, te regalaré un secreto.

El principito fue a ver nuevamente a las rosas:

- Ustedes no son de ningún modo parecidas a mi rosa, ustedes no son nada aún – les dijo. – Nadie las ha domesticado y ustedes no han domesticado a nadie. Ustedes son como era mi zorro. No era más que un zorro parecido a cien mil otros. Pero me hice amigo de él, y ahora es único en el mundo.

Y las rosas estaban muy incómodas.

- Ustedes son bellas, pero están vacías – agregó. – No se puede morir por ustedes. Seguramente, cualquiera que pase creería que mi rosa se les parece. Pero ella sola es más importante que todas ustedes, puesto que es ella a quien he regado. Puesto que es ella a quien abrigué bajo el globo. Puesto que es ella a quien protegí con la pantalla. Puesto que es ella la rosa cuyas orugas maté (salvo las dos o tres para las mariposas). Puesto que es ella a quien escuché quejarse, o alabarse, o incluso a veces callarse. Puesto que es mi rosa.

Y volvió con el zorro:

- Adiós – dijo...

- Adiós – dijo el zorro. – Aquí está mi secreto. Es muy simple: sólo se ve bien con el corazón. Lo esencial es invisible a los ojos.

- Lo esencial es invisible a los ojos – repitió el principito a fin de recordarlo.

- Es el tiempo que has perdido en tu rosa lo que hace a tu rosa tan importante.

- Es el tiempo que he perdido en mi rosa... – dijo el principito a fin de recordarlo.

- Los hombres han olvidado esta verdad – dijo el zorro. – Pero tú no debes olvidarla. Eres responsable para siempre de lo que has domesticado. Eres responsable de tu rosa...

- Soy responsable de mi rosa... - repitió el principito a fin de recordarlo.

sábado, 12 de febrero de 2011

LA VIDA Y SU TIEMPO

Hoy es un día triste para mí, dado ese camino en el que tanto un servidor como mi fiel esclava decidimos marcar juntos a través de nuestros pasos el destino que nos depararía las mieles y malos ratos que ambos (juntos) hemos vivido, vivimos, y seguiremos viviendo, pues ésto no es un punto y final (pese a quien le pese...).

La vida es un cronómetro, la cual en su reloj, tic tanea lentamente, sin pausas y sin prisas, y ella y sólo ella a través del tiempo que ella misma nos marca a TODOS, es culpable o inocente en tanto y cuanto cada cual desee sentir y vivir el goso que producen sus segunderos.

Es ésta una decisión firme y contundente, una decisión meditada junto a quien nó solo lo ha entendido, sino que siendo fiel a su máxima expresión como sumisa, acepta el que así sea, lo cual me complace poder sentirme todo lo orgulloso que SIEMPRE me he sentido al ser quien soy, POR y PARA ELLA.
Es la vida quien con su martillo acosador clava en mis entrañas esta decisión, necesito estar en plenitud de facultades físicas y mentales para sobrellevar esta relación en los términos en los que mi fiel esclava, SE MERECE.
Que no piensen (ni tan siquiera lo intenten) esos ineptos portadores de virus para nada gososos ni por un sólo instante, el que ésto que relato en nuestro espacio, es un adiós a mi TESORO,,,,nóoo, ni mucho menos, tan sólo necesito ese "kit, kat" que me autoabastezca del astío monótono que la propia vida con su agotador tiempo desea nuevamente el que Yo y sólo YO, clave en tono alerta mis sentidos para hacerle frente hasta hacerla llegar (de una vez por todas) al nirvana más profundo y me volver a saborear las mieles de quien poseo, tal cual la necesito, deseo y sobre todo SIENTO.

Hoy, y tras un leve solloso (el cual sé acabó en lágrimas por su parte) no se funden nuestros caminos, todo lo contrario, ambos hemos decidido experimentar con nuestras milimétricas ausencias una nueva etapa, etapa que por cierto, continuará en los mismos fueros que un día, nos hizo y hace vivir lo que jamás lograremos explicar con palabras.

A todos aquellos VERDADEROS portadores (no de virus) de entrega y de sabiduría añadida la cual nos ha servido, sirve y servirá para el que nuestro aprendizaje continue avanzando...GRACIAS.
En cuanto a esos portadores (ésta vez sí de virus) os digo que: "A slavelips{MTK} mejor no acercaros, tiene ramalazos de india sioux y os puede dejar sin cabellera", jajajaja.
Os lo dice su Amo, que lo sabe PORQUE LA SIENTE...pese a quien le pese.
Saludos.

miércoles, 9 de febrero de 2011

CADA NOCHE

Cada noche en mis sueños puedo ver tu rostro, anhelando tu cuerpo, sintiendo tus manos en mí.

Cada noche puedo recordarte, pensarte, desearte, soñarte…..puedo oler tu piel, buscándola en mi cama y desear hacer el amor contigo.

Deseo que tomes mi cuerpo, encender el calor en estas noches frías, llevándome así al límite del placer.

Deseo poder sentirme suya, obtener así su sabor, ansío sus manos en mí… caricias, azotes que me estremezca del placer, entregándome en cuerpo y alma.

Esta noche quiero ser suya hasta que no pueda mas, exhausta del placer y el dolor que me proporcionas, que llegue los primeros rayos de sol junto a Usted, sus ojos mirándome, dándome ese cariño después de de esta noche siendo su perra, sintiéndome lo que soy, así después de saciar su placer, después de hacer nuestros deseos realidad.

sábado, 5 de febrero de 2011

Hoy me gustaria estar asi a sus pies

martes, 1 de febrero de 2011

El Amor.... de Eduardo Galeano

En la selva amazónica, la primera mujer y el primer hombre se miraron con curiosidad. Era raro lo que tenían entre las piernas.

- Te han cortado?- preguntó el hombre.
- No-dijo ella-. Siempre he sido asi.

El la examinó de cerca. Se rascó la cabeza. Allí había una llaga abierta.
Dijo:

- No comas yuca, ni plátanos, ni ninguna fruta que se raje al madurar. Yo te curaré. Echate en la hamaca y descansá.

Ella obedeció. Con paciencia tragó los menjunjes de hierbas y se dejó aplicar las pomadas y los ungüentos. Tenía que apretar los dientes para no reirse, cuando el le decía:
- No te preocupes.

El juego le gustaba, aunque ya empezaba a cansarse de vivir en ayunas y tendida en la hamaca. La memoria de las frutas le hacía agua la boca.

Una tarde, el hombre llegó corriendo a través de la floresta. Daba saltos de euforia y gritaba:
- Lo encontré! Lo encontré!

Acababa de ver al mono curando a la mona en la copa de un árbol.
- Es asi -dijo el hombre, aproximándose a la mujer.

Cuando terminó el largo abrazo, un aroma espeso, de flores y frutas, invadió el aire. De los cuerpos, que yacían juntos, se desdprendían vapores y fulgores jamás vistos, y era tanta su hermosura que se morían de vergüenza los soles y los dioses.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...