martes, 30 de marzo de 2010

A veces podemos pasarnos años sin vivir en absoluto, y de pronto toda nuestra vida se concentra en un solo instante (Norbert Wiener)

martes, 23 de marzo de 2010

Fidelidad, obediencia, placer y entrega.

El ser uno mismo, con sus defectos y sus virtudes, es sin duda alguna una virtud digna de alabanza. Estar en todo momento de acuerdo en algo ya antes pre-establecido es la antítesis a determinadas normas de conducta de todo ser humano, libre y racional. A la manera de manifestar mis sentimientos no le doy excepción alguna, y por lo tanto, jamás me he sentido o necesitado de añoranza alguna al recordar alguna que otra ocasión antes vivida en las relaciones que como dominante he tenido.

Pienso que todo ser viviente está necesitado quiérase o nó, de todo aquello que por suerte o por desgracia, en la vida le haya sido poseedor o merecedor de lo que a bien o mal se le mencione.

El ser siempre "el mismo", sin falsas apariencias, engaños, mentiras y demás es lo que yo considero...ser fiel. Bien es cierto que hay ocasiones en las que uno se vé "forzado" a tomar decisiones que en un futuro no muy lejano pueden llegar a ser malentendidas o malinterpretas por el resto de quienes si las pudieren juzgar, aun así, si esas decisiones han sido frutos de esa enorme voracidad que un dominante puede llegar a sentir cuando de verdad necesita ese deseo incontrolable de dominación, a mi modo de ver el bdsm, el cual considero tan lícito y tan sincero como el que más, es prueba inequívoca que lo acontecido tiene un porqué y no debe ser excluído, ya se le pueda llamar egocentrismo, o como se le desee catalogar.

Acatar unas normas pre-establecidas, con la simple y llana "cláusula" como es LA VERDAD y esa razón pura y convicente, es ser fiel a aquello que deseas, y por lo tanto a uno mismo.

lunes, 22 de marzo de 2010

EL JUEGO SUCIO

Parece increible el que muchas veces se intente dar una imagen distinta a la que realmente se tiene. Yo que soy partidario de la fidelidad de las personas, no dejo de reconocer que como animales que somos (eso sí racionales aunque no todo el mundo lo sea a veces...)escondemos dentro de nosotros mismos esa parte sucia e intolerable que llevamos dentro, necesaria por cierto en el momento adecuado.

Y a ese momento adecuado al que cito me refiero en eso del juego sucio. Este medio quiérase o no, ha servido para que muchos de nosotros como usuarios del mismo tengamos esa pizca de más a la hora de ser conocedores de las intenciones o reflexiones que a través de él, nos pueda servir o nó para aprender de este "mundillo" que nos apasiona y excita, obviando falsas intenciones en la mayoría de los casos, pero igualmente, no dejando caer en el tintero ese consejo o esa opinión franca y sincera que te puede llegar a beneficiar placenteramene al oirla, pues opino, que NADIE NACE SABIENDOLO TODO.

Teniendo en cuenta que cada relacion bdsm es distinta y que cada cual la vive o ha sido conocedor de otras técnicas distintas a la de uno mismo, trato de hacer incapié en eso de EL JUEGO SUCIO.


En el bdsm lamentablemente el juego sucio existe, pienso que debe ser como la vida misma, como cualquier otra pasión, etc, yo mismo la he padecido alguna que otra vez y aunque "dejándome llevar" por mis instintos haya querido (no por sentirme avergonzado, ni el tener que dar explicaciones por ser como soy, ni mucho menos...) aportar mis reflexiones a modo de explicación aclaratoria no siempre he sido escuchado dado ese JUEGO SUCIO que tras la cortina de la burda ofensa, han escondido todos aquellos/as que enmascarados tras un nick, han intentado "dañar" mi honra y mi honor como dominante y persona humana.

Muy bien sé que aquí en este medio también se conoce a gente honrada, esos que un día te dan la mano y no sueltan la suya a la hora de recibirla por tu parte, y aunque de esos van quedando menos, intuyo entre esas líneas sinceras cual es el significado desenmascarado de aquella palabra sincera que como compañero de tendencia me haya querido aportar.

Es el tiempo aquella materia prima que a todos coloca en su lugar adecuado, yo no sé cuánto tiempo me habrán dado aquellos que ha cierta edad, todavía andan jugando al escondite por estos lares para que ese juego sucio florezca de nuevo, ni lo sé, ni me importa, la verdad.

Es en el furor de esas noches en los que me encuentro junto a mi fiel esclava cuando SI JUEGO, para nada voy a ser partícipe de la ofensa hacia un dominante o sumiso/a través de este medio, ni mucho menos, jugaré al escondite para apartar a quien trata de encontrar ese "vacío" emocional como es el encontrar a ese maravilloso ser capaz de entregarse en cuerpo y alma al ser dominado.

Es éste un medio para pasarlo bien Siii...de acuerdo, pero no para juzgar ni ser juzgado y mucho menos, hacer del JUEGO SUCIO...una manera de "mostrarse" fuerte como dominante o capaz como sumiso/a,
convirtiéndose asi, en un vulgar ejemplo chatero de lo que se dice ser o se cree ser SIN TENER NI IDEA.

A lo hecho...pecho y a lo dicho.......redicho. ¡¡¡Que lo recoja quien se sienta ofendido¡¡¡.
Saludos.
SrSthephen.

BDSM ¿El infierno?

En el chat del que soy usuario, (por cierto muy bien formalizado dicho sea de paso), últimamente se está haciendo ver la d/s algo así como una antesala hacia el infierno. No voy a criticar a esos usuarios y usuarias que así lo ven, e incluso enaltecen sus palabras al afirmarlo, cada cual es libre de hacer con su vida lo que a bien le plazca, no antes quisiera afirmar que no sólo nó es que yo no lo vea así, sino que además tampoco desearía el que mi sumisa me viera como al mismísimo diablo.
Desde muy niños a todos nos han enseñado que en la vida hay que creer en algo, yo creo en aquello que me apasiona, me excita, y al mismo tiempo enciende en mí aquella llama que hace encandilar mis más perbersos deseos, pero nó, para mí eso no es el infierno. Opino que allí van aquellos que en alguna ocasión han cometido algún apto impuro (asesinatos, violaciones, maltratos...etc) y por lo tanto, el bdsm no se encuentra dentro de esa connotación, ya que para mí (repito, es una opinión particular...) el bdsm se haya inmerso dentro de una relación pura, firme y leal, y catalogar esa relación como algo infernal es hacer de ella algo ínfimo, cosa que no creo que quien de veras siente esos deseos al poseer o ser poseido lo mire de igual modo.

Bien es cierto que quien es dominante, en su mirada, gestos, etc ha de preservar ese alto "poder" que hace al sumiso/a estar siempre pendiente de los deseos u órdenes de su amo, pero ello, no creo deba ser la excusa para catalogar a todo aquel que es dominante cual si demonio satánico se tratase. Ser el dueño de aquel/lla que te desea pienso que debe ser algo más digno de alabar, y por lo tanto, debería ser expuesto de otro modo o manera cara a todo aquel que hace del bdsm, su modo de vida.

En definitiva, como siempre digo, allá cada cual con sus maneras de sentirse libre, mi sumisa no ve en mi a un demonio con tridentes, cuernos de fuego etc jejeje...en mí ve a ese ser que la posee y la domina, y por ello, siente en mí algo indescriptible, que la excita, le hace sentirse placentera al entregarse a mi y que para nada, le puede llevar a ese lugar que no desearía para mí mismo.

Saludos a todos.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...