miércoles, 14 de abril de 2010

Le necesito mi Señor, le necesito así como es como Amo… duro, severo, autoritario, no quiero que permitas que pueda tener tiempo para poder pensar, para estar triste...
No me permitas que me abandone a mi tristeza, hazlo castigándome, humillándome, como bien sabe hacer en todo momento, llenando cada segundo del día, quiero cumplir sus órdenes, hazte el dueño de mi cuerpo, de mi alma, de mi mente, quiero deberme y entregarme como su sumisa.
Haz que tan sólo desee estar a su lado como su sumisa, que dependa de Usted.
Mi Señor moldéeme a su gusto, despójeme de mis penas y de toda mi tristeza, haz que me deba en cuerpo, alma y mente a Usted, que me entregue con esta obediencia que le gusta.
Quiero sentir en tu alma mi pequeño refugio.
Gracias mi Señor por estar a mi lado en todos los momentos.

1 comentario:

  1. Y sin lugar a dudas Él te moldeará como al barro, dando forma a aquello que nace de tu interior, haciendo de tí Su reflejo.
    Saludos para tí, respetos para tu Señor.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...