lunes, 22 de marzo de 2010

BDSM ¿El infierno?

En el chat del que soy usuario, (por cierto muy bien formalizado dicho sea de paso), últimamente se está haciendo ver la d/s algo así como una antesala hacia el infierno. No voy a criticar a esos usuarios y usuarias que así lo ven, e incluso enaltecen sus palabras al afirmarlo, cada cual es libre de hacer con su vida lo que a bien le plazca, no antes quisiera afirmar que no sólo nó es que yo no lo vea así, sino que además tampoco desearía el que mi sumisa me viera como al mismísimo diablo.
Desde muy niños a todos nos han enseñado que en la vida hay que creer en algo, yo creo en aquello que me apasiona, me excita, y al mismo tiempo enciende en mí aquella llama que hace encandilar mis más perbersos deseos, pero nó, para mí eso no es el infierno. Opino que allí van aquellos que en alguna ocasión han cometido algún apto impuro (asesinatos, violaciones, maltratos...etc) y por lo tanto, el bdsm no se encuentra dentro de esa connotación, ya que para mí (repito, es una opinión particular...) el bdsm se haya inmerso dentro de una relación pura, firme y leal, y catalogar esa relación como algo infernal es hacer de ella algo ínfimo, cosa que no creo que quien de veras siente esos deseos al poseer o ser poseido lo mire de igual modo.

Bien es cierto que quien es dominante, en su mirada, gestos, etc ha de preservar ese alto "poder" que hace al sumiso/a estar siempre pendiente de los deseos u órdenes de su amo, pero ello, no creo deba ser la excusa para catalogar a todo aquel que es dominante cual si demonio satánico se tratase. Ser el dueño de aquel/lla que te desea pienso que debe ser algo más digno de alabar, y por lo tanto, debería ser expuesto de otro modo o manera cara a todo aquel que hace del bdsm, su modo de vida.

En definitiva, como siempre digo, allá cada cual con sus maneras de sentirse libre, mi sumisa no ve en mi a un demonio con tridentes, cuernos de fuego etc jejeje...en mí ve a ese ser que la posee y la domina, y por ello, siente en mí algo indescriptible, que la excita, le hace sentirse placentera al entregarse a mi y que para nada, le puede llevar a ese lugar que no desearía para mí mismo.

Saludos a todos.

1 comentario:

  1. La verdad que no tengo palabras para expresar lo que siento por Usted mi Señor. En ningún momento le veo como un demonio con tridente. Me siento plena, feliz... entregandome mi Señor por que asi le deseo siento y complazco.

    ( el comentario fue publicado el día 23 de marzo de 2010 a las 14:58)

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...