miércoles, 30 de diciembre de 2009



Este año a sido un año de muchos cambios para mi, algunos no han sido muy buenos pero que me han hecho evolucionar como persona y me han hecho mas fuerte.
En este año que comienza queria desearos un Feliz Año Nuevo 2010 donde se cumplan todos nuestros deseos.
Brindemos por el nuevo año que comienza

martes, 22 de diciembre de 2009


Queria desearos a todos lo lectores una Feliz Navidad

domingo, 13 de diciembre de 2009

Penetracion anal

La dilatación anal ha de ser progresiva y cuidadosa, evitando todo posible daño físico que dificulte o pueda llegar a impedir la penetración. Antes de empezar tener a mano un buen gel soluble al agua, una crema o un lubricante para facilitar la penetración, mientras más lubricante uses, más fácil, limpia, cómoda y placentera será la penetración.
La penetración gradual es la mejor regla, así que ve con calma.

Una buena manera de comenzar estos ejercicios son caricias con las yemas de los dedos, buscando la excitación de la entrada del ano. La postura mas propicia para hacer estos ejercicios seria permanecer con la espalda recostada y las piernas separadas y flexionadas, apoyadas en una superficie más alta que la espalda. Se puede realizar en la cama y los pies apoyados en la pared o en la cabecera, también en un sillón frente a una mesa donde apoyar los pies. Si se quiere también se puede realizar a cuatro patas y bajando bien el pecho para que las nalgas queden bien separadas y podamos movernos con facilidad.

El siguiente paso es ir buscando la penetración lenta y suave de un dedo lubricado; introducirlo, moverlo en círculos dentro del orificio, probando la elasticidad de los músculos durante unos minutos.

El siguiente será mantenerlo un tiempo y si es posible comenzar con las primeras penetraciones simulación ser sodomizado/a. Para ello podremos seguir en las posturas. Al mismo tiempo se pueden ir ejercitando los movimientos del esfínter, es decir contrayéndolo y relajándolo alternativamente, controlando el tiempo. Puedes contraerlo y sostener esa contracción unos momentos, luego relajarlo y volver a contraer. No es muy difícil conseguirlo y será muy útil en adelante
Es el momento de buscar algo mas ancho que un dedo para avanzar. Lo más adecuado seria un plug anal fino, o un consolador delgado y liso, pero mas ancho que un dedo. Para la mayoría de las personas, un plug tamaño chico o mediano, con diámetros de a 1,3 a 3,8 cm, hará el trabajo.

Debemos tener en cuenta que los dildos de silicona son la mejor opción porque son suaves, flexibles, y fáciles de limpiar. También es una buena idea poner un condón en el plug, o dildo; hará la limpieza fácil, y protege los juguetes que no son de siliconas.

Es el momento de practicar al mismo tiempo que se adopta la posición más común para un sumiso; arrodillado, y se busca la forma de sostener el objeto que se pretende introducir bien sujeto entre los pies, concretamente entre los talones, para acercar el agujero del ano y comenzar rozándolo. Este ejercicio hará que el propio ano termine por dilatarse y contraerse solo, facilitando poco después una penetración suave de los primeros centímetros.
El ejercicio continua sujetando bien el consolador metiéndolo y sacándolo suavemente, varias veces, cuando se comprueba que no hay dolor y el ano se ha dilatado lo suficiente para aceptarlo sin problemas, se puede penetrar mas a fondo y tratar de retenerlo un momento aprovechando los ejercicios de contracción y relajación.
También es muy adecuado el uso de bolas anales para sensibilizar más y hacer deseable el uso anal en el sumiso, llevarlas durante los periodos de tiempo que el Dominante determine, le mantendrá excitado y deseoso de ser usado por el ano.

Esto debe practicarse después en las diferentes posturas de sumisión en que un sumiso ha de aprender a servir a su Dominante con el ano: a 4 patas en cualquier lugar, apoyado contra un mueble o la pared, a horcajadas sobre el pene del Dominante, sobre la cama y con las piernas alzadas, es decir de frente al Dominante (cara a cara, esta postura en particular es para aquellos anos que han sido bien entrenados o para mujeres que ya han practicado con asiduidad el sexo anal) y también para que el Dominante se recree de los gestos y expresiones de su sumiso al ser sodomizado logrando una mayor humillación de su sumiso, etc.

El sexo oral suele ser un buen preámbulo para la penetración anal, cuando la excitación sea máxima ambos estarán preparados.

Cuando el ancho de ése primer objeto ya no presente problemas de penetración es cuando se ha de ir incrementando la anchura del consolador. Se repite el proceso con cada medida, hasta conseguir acostumbrar el agujero anal a que la inserción de algo ancho, duro y lo bastante ancho como el pene de nuestro Dominante entre sin dificultad.
(Sacado de un documento de internet)
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...