lunes, 19 de octubre de 2009

Sumisión

La sumisión no es algo que pueda aprenderse.
La sumisión no es sólo sexo… es sensualidad, confianza, comunicación, cuidado, entrega y honradez.
La sumisión es saber quién soy y lo que deseo ser en todo momento; es libertad, es ser yo misma, sabiendo que MI AMO está ahí apoyándome si tengo dudas; es aprender a ser lo mejor que puedo ser, es aprender a dar.
La sumisión es dolor, no hay crecimiento sin dolor.
La sumisión es una emoción, un hambre de amor y entrega satisfecha solo por Mi AMO.
La sumisión es un regalo… el regalo de mi misma, de mi esencia, de mi compromiso emocional.
La sumisión es cálida, es suave, no tiene medida, sólo se puede sentir... es una emoción.
La sumisión crece en mí y me envuelve, tiene vida propia.... La sumisión son mis ojos cuando te miro, es tu susurro en mi oído, es tu voz cuando me humillas.
La sumisión es el dolor cuando me niegas tu mirada, es el tacto de tu mano, es una lágrima que resbala por mi mejilla mientras te espero.
La sumisión es la entrega a tus deseos. La sumisión es una marca en el alma, de orgullo y honor. La sumisión es el regalo de mi entrega y obediencia. La sumisión es aceptar sus deseos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...